Looking for something? In Tonnerre de Brest there are plenty of things!

All About Valentín VN

Translate TdB

Read Tonnerre de Brest in your language

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified  TdB RSS - Feedburner

August 23, 2010

0

Papel y plástico 3, de Óscar Lombana.

Tercer volumen de esta obra tan excepcional que Óscar Lombana viene presentando desde hace unos años. Y aún siendo una tercera parte, para mí que ha rejuvenecido. En mi opinión hay nuevas propuestas que voy a pasar a detallar a continuación.


Para empezar, hay muchas cosas de primera fila que aún siendo una tercera parte, no pueden considerarse de tercera fila, como son los discos de Te Hablan los Grandes Guerreros o las cajas de Madelman nuevecitas que aún evocan en mí la misma sensación de fascinación por el juguete. Y qué decir del castillo  de Ruy de 1981. Yo lo conseguí. Algún día aparecerá.


Otra cosa que ha crecido número a número es la parte gráfica. Las increibles ilustraciones hechas con materiales antiguos y montadas en collage digital han sido una grata sorpresa, contrastando con las fotografías. Otra cosa son los textos, que en algún caso se pierden si no vas atento (me refiero a los que están escritos con letra de imprenta, que alguna vez parecen más decoración que los textos hechos a mano, todo hasta que te percatas de que hay contenido). Igual para la próxima vez van más integrados.


Pero lo verdaderamente fantástico es que Óscar Lombana se ha soltado. Ha sido un mago presentándonos todos los souvenirs de la infancia, pero ahora nos lleva de lleno a la suya. Y es aquí donde triunfa, donde creo que este volumen es mejor aún si cabe que los predecesores.


Sí, Óscar, yo puse un murciélago de papel en la linterna de mi padre y no se veía nada (aunque no llegué a ver esa araña que nos dices). Las experiencias que viviste tan lejos de donde yo las viví son tan parecidas y tan cercanas que estás hablando de muchos de nosotros cuando lo haces de ti mismo. Y aquí es donde tu obra se dispara, haciéndose cada vez más imprescindible.


Y las fotos de localizaciones personales, que no sabemos por qué son importantes, pero que se sienten como rincones de la infancia. Creo que un libro de estas características, escrito por otro autor de cualquier otra generación (anterior o posterior a la nuestra) me hubiera resultado igual de atrayente. Una cosa son los objetos, que puedo o no conocer, y otras las vivencias. Y eso sí que lo hemos sentido.


Óscar Lombana logra meternos de lleno en la nostalgia y en el viaje en el tiempo que nos presenta Borja Crespo (aunque seguiré siendo un arqueólogo de trasteros, que es lo que más me puede gustar de esta afición nostálgica)


El homenaje con el que termina este volumen es real y sentido. Todos esos autores que nos educaron en la ficción en aquellas revistas, inconcebibles en la época actual y que marcaron a tantos chicos y chicas para seguir apreciando, incluso queriendo, esos estilos literarios y comiqueros, pero también fomentando el gusto por aprender las artes gráficas. Témome que es el caso de Lombana. Y lo es de muchos otros amigos que pasaron de la lectura de los cómics a hacerlos ellos y luego pasar a estudiar Bellas Artes. No tuvieron malos padrinos, no.


Cuando me plantéo que comentar en concreto de lo mencionado en el libro, me resulta imposible. Sólo cuando he puesto etiquetas ya he gastado casi todas las de este blog. Incluso Google me ha mandado el mensaje de que eran demasiadas y he tenido que recortarlas.


A fin de cuentas, hablar de lo que habla Óscar Lombana es hablar de lo que vengo haciendo estos dos años y medio y sólo he rascado la superficie. Cada página está llena de sugerencias que dan para una entrada cada una. La gran virtud de este libro es la facilidad de llevarnos a nuestra infancia con una sola mención. La goma Milan Nata que menciona Borja Crespo. Un ejemplo:


Se nota que los Madelman son de aquí. Otros muñecos tienen gesto neutro o agresivo, pero que yo recuerde, los Madelman son los únicos que llevan pena negra en la mirada, triste y cansada, contemplándonos con nostalgia desde el pasado. Como si entendieran cosas, que el tiempo se acaba y han de llegar muñecos más modernos fabricados en China.
Por cierto, yo sí que entiendo, aunque no me guste nada el fútbol cómo se organizaban partidos a cuatro bandas y con multitud de muchachos de paisano jugando al tiempo. Es una entrada que tengo programado hacer. Sólo me falta tomar fotos de mi colegio. Todo llegará, Óscar y te lo contaré.


En fin, recomendar este libro casi que no hace falta. Si habéis llegado hasta aquí, si leéis blogs sobre cosas de nuestra infancia, sobre la nostalgia, ya conoceréis los anteriores volúmenes y seguro que leéis mi reseña teniendo ya un ejemplar de Papel y plástico en vuestras vitrinas. Si no es así, ya habréis visto en esta misma entrada la pasión que desata esta trilogía (por favor, Óscar, no pares). Ánimo, visitad una librería cercana y comprad un ejemplar. Lo vais a disfrutar como niños.

Muchísimas gracias, Óscar, por tu trabajo, por lo bueno que ha sido una vez más leer un libro tuyo y por meterme en esa lista de gente maja (jo, qué poco modesto me ha quedado esto, pero es que la gente que conozco de esa lista es muy maja y un servidor se siente alagado de que te acuerdes de mí) en la que agradeces colaboraciones y demás. Ya sabes, queremos "una y más". Espero el volumen cuatro, que seguro tienes muchísimo más que contar.

0 comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

This Week in Tonnerre de Brest - Recent Posts

Share this Blog

Share TONNERRE DE BREST.

Meet me

Meet me at Twitter and Facebook
Valentín VN's Twitter
    Follow Valentín VN on Twitter
    ¡Picotea conmigo!
    Mis grupos:
    Valentin VN's Google+

    Mail