Looking for something? In Tonnerre de Brest there are plenty of things!

All About Valentín VN

Translate TdB

Read Tonnerre de Brest in your language

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified  TdB RSS - Feedburner

July 19, 2010

2

Superlópez, tomo cincuenta y cinco.

Tomo quincuagésimo quinto.
¡A toda crisis!
Primera edición: 2010.
Fecha de Jan agosto de 2009.
Costó 4,25€.

Tras una larga espera y habiendo salido ya el tomo cincuenta y seis, el nuevo número de Superlópez en formato tradicional tipo ¡Olé! ya ha salido.

Y he de afirmar que me ha gustado y mucho. Últimamente, no sé si por lo esperados o por lo fantástico que es tener un nuevo Superlópez, me están convenciendo bastante.

Jan nos presenta a un López en paro. Al ser el que más gasta en papel (para hacer las palomitas) y el que menos trabaja (está todo el día de superaventuras por el mundo), era el primero que tenían que quitarse de en medio.

Una cosa lleva a la otra y Jan crea una parodia de lo que es la economía de mercados realmente buena, en la línea de la tradición burlesca española. No deja títere con cabeza.

El lío es un pelín complicado de explicar, pero en el cómic se ve muy rápido. Vamos a ver. Por un lado Trapone poco menos que mete entre pecho y espalda hipotecas por inmuebles que no se pueden vender o que carecen de un valor real inmobiliario (tipo el puente de Camprodón, por lo que visitamos esa localidad por segunda vez). Esas hipotecas imposibles de pagar por lo enorme del valor. Para pagar, las víctimas necesitan un crédito que les ofrece la empresa de Refuller. Con el dinero obtenido, se financia la compra de vehículos y armas por parte del soberano El Bey, otro villano ya a parecido en la serie de Superlópez. Esas mismas armas se las vende al ejército rebelde que lucha contra él mismo (de locos, ¿verdad?). Al sacar dinero por las hipotecas y por la venta de armas, El Bey prepara su huida a París con un montón de pasta (supongo que para repartir con Refuller y Trapone).

Como véis la trama es compleja y mezcla la burbuja inmobiliaria con el tráfico de armas, con el capitalismo salvaje, las dictaduras, las empresas sin escrúpulos, y muchas más cosas, como los niños soldados.

Está claro que Jan quiere entretenernos, sí, pero tratando de darnos de bruces con la realidad y exigiéndonos una reflexión (bueno no exige nada, pero hay mucho que pensar en todas estas páginas).

Y la cercanía con la que nos encontramos al ver a los personajes secundarios de la serie afectados por las hipotecas es maravillosa. Son tan conocidos, les hemos visto tantas veces en tantas situaciones que ya creíamos que lo sabíamos todo. Pero Jan nos soprende cuando vemos que el Jefe, que Holmez y otros muchos tienen deudas, hipotecas, que se pueden quedar en la calle si las cosas van como parece que están.

En estas, Luisa le regala al parado Juan un paquete que le venden con las hipotecas en impago y como Superlópez decide cobrarlas al no tener nada mejor que hacer. Cada caso que visita es más y más desolador. Desde la familia de Tunez que no tiene para comer al borrachín que le engañaron vendiéndole el puente de la localidad. Pregunta a pregunta se mete en la trama y da con Trapone, Refulle y El Bey.

Por otro lado, el lado trágico, lo representa el más que íntegro Sadik Summa'd, el verdadero héroe de esta aventura, descubre desde su puesto en el Banco central de Djebana, donde gobierna El Bey, descubre una parte importante del pastel del monarca. Desde entonces se ha convertido en blanco de atentados.

Huyendo descubre el reclutamiento de los niños soldados por parte de los insurgentes. Consigue liberar a los pequeños, pero ni con la ayuda de todos los familiares de los niños puede hacer nada contra la maquinaria bélica moderna. Sólo Superlópez hace vencer la balanza en favor de la justicia (¡toma frase rimbombante!).

Lo que más me gusta es la forma que tiene Superlópez de vencer esta vez con triquiñuelas y engaños brillantes. Ya lo había hecho antes, pero no con tanta inteligencia al engañar a todo un ejército. Magnífico.

Vamos un álbum recomendable y divertidísimo. En la línea de los últimos álbumes y con una calidad magistral.


He notado una mejora de la calidad del papel (al menos es más gordito) y los colores son más majos. Incluso los cielos son cielos de verdad. Muy bonito, Señor Jan, sí señor.

2 comments:

Kaximpo said...

Buf... ¡Pues no hacía tiempo que no me pasaba por aquí! Bueno, me pasaba de vez en cuando pero los cambios me despistaban mucho y me costaba ver todas las nuevas entradas que me había perdido.

De locos pero no muy diferente de la realidad. De las dos historias, la de Superlópez cobrando o intentando cobrar hipotecas y la del ex-ejecutivo del banco, creo que es a a la 2ª a la que Jan intenta dar más importancia. Creo que es otra historia con bastante chicha que pasará desapercibida a los que no leen Superlópez (evidentemente) y a los que lo leen de vez en cuando porque Superlópez (aunque eso es ya bastante habitual) no es el verdadero protagonista.

¡Un saludo!

Valentín VN said...

La historia del ejecutivo que llega aluchar contra todo el tinglado de las hipotecas que tanto daño hacen a los de su país es claramente la historia principal, pero es López el que va desentrañando las capas de misterio hasta dar con los responsables del enriquecimiento a costa de la pobre gente. No hay historia sin la otra parte. Pero está claro que Jan carga la as tintas en el lado más humano y menos fantástico. En el más real, vamos.

Un saludo, Kaximpo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

This Week in Tonnerre de Brest - Recent Posts

Share this Blog

Share TONNERRE DE BREST.

Meet me

Meet me at Twitter and Facebook
Valentín VN's Twitter
    Follow Valentín VN on Twitter
    ¡Picotea conmigo!
    Mis grupos:
    Valentin VN's Google+

    Mail